Cargando Cargando...
Conferencia
03 jul. 2019
Expertos en Educación entregaron sus visiones sobre cómo formar a los estudiantes del siglo XXI
Los académicos Phil Miller y Magdalena Claro participaron de una conferencia organizada por la Vicerrectoría Académica, donde se analizaron temáticas relativas al desarrollo de clases y uso de metodologías que generen una mayor motivación, vínculo e interés con las nuevas generaciones.

La Vicerrectoría Académica de la U. Mayor, a través de sus direcciones de Desarrollo Académico, Educación Virtual e Innovación e Investigación Educativa, desarrolló la conferencia “Formación de profesionales para los desafíos del siglo XXI” en el auditorio del campus Manuel Montt.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del Vicerrector Académico, Víctor Polanco, quien se refirió a cómo la digitalización y los avances tecnológicos han cambiado la visión de los estudiantes en sus maneras de entender el éxito y la educación. “La digitalización nos desafía como universidad a reflexionar y a evolucionar en la formación que le estamos entregando a nuestros estudiantes desde múltiples ámbitos”, indicó.

En la ocasión, se presentaron dos expositores: la Dra. Magdalena Claro, Directora Académica del Observatorio de Prácticas Educativas Digitales de la P. Universidad Católica de Chile, quien dictó la conferencia “Aprender y enseñar en el Siglo XXI”; y Phil Miller, Director de Aprendizaje e Innovación de Blackboard, quien expuso sobre la importancia de las plataformas digitales en la docencia universitaria en una conferencia denominada: “La plataforma educativa, un aliado de los docentes del siglo XXI”.

Magdalena Claro, aprender y enseñar en un mundo digital

La Dra. Claro explicó los principales cambios que se han producido en los últimos años con la implementación de tecnología en la educación y cómo la generación digital impone nuevos desafíos a la Educación Superior, dado sus distintas formas de aprender y de entender la realidad.

Esta nueva generación de estudiantes, conocidos como “nativos digitales”, son, según Claro, “jóvenes siempre conectados, que procesan la información de manera rápido y no lineal, que prefieren lo audiovisual al texto escrito, son multitarea, están acostumbrados a tener infinidad de recursos disponibles en internet y valoran más la experiencia educativa por sobre la educación formal”.

Para afrontar este desafío, el llamado para los académicos es sumar metodologías activas a sus clases, rediseñando contenidos y la organización de los tiempos, apoyándose en herramientas digitales para la gestión académica y privilegiando la interdisciplinariedad, con Facultades que conversen y desarrollen cursos y programas que integren conocimientos pensando en la evolución de la educación en una sociedad cada más compleja.

Phil Miller, la plataforma educativa como aliado

Durante la conferencia, el representante de Blackboard repasó los principales aportes de esta plataforma a la hora de enfrentar los desafíos de la educación del siglo XXI.

En su presentación, Miller destacó cuatro puntos a la hora de trabajar en plataformas educativas tales como Blackboard. “En primer lugar, tener siempre presente que aunque la educación virtual y la presencial son distintas, ambas se complementan. No intentar replicar el aula presencial es clave en ese sentido”, dijo, y recomendó la utilización de herramientas tales como foros, para discutir temas pequeños; grabar videos breves, de menos de dos minutos, pensando en uso de dispositivos móviles para visualizarlos; y realizar pruebas breves al final de las clases para evaluar lo aprendido.

En segundo lugar, aconsejó planificar las clases, cambiando el método tradicional por la clase invertida y de esta manera utilizar el tiempo presencial para facilitar aprendizajes significativos, en experiencias colaborativas, convirtiendo a los estudiantes en los protagonistas de las clases.

Como tercer punto, invitó a los presentes a enfocarse en la interactividad y colaboración, promoviendo el uso de foros, con preguntas que puedan ser contestadas no solo por los docentes, sino también por el resto de los alumnos, con actividades interactivas que enriquezcan los espacios virtuales y presenciales.

Por último, señaló que parte del desafío es alentar a los estudiantes a crear contenido utilizando tecnologías móviles, sobre todo pensando en que de aquí a 2025 la generación entrante a la universidad estará compuesta por nativos móviles.


Noticias Relacionadas

No hay noticias que mostrar